Introducción

Muchas circunstancias en la vida pueden desbaratar hasta los mejores planes de administración del dinero y dejarnos con menos dinero del que necesitamos para cumplir con las obligaciones mensuales. ¿Qué puede hacer usted si se encuentra en esta situación? Este curso cubre un plan de cinco pasos para manejar una crisis financiera y volver a ponerse de pie:

  • Paso 1: Realice un inventario de ingresos y activos
  • Paso 2: Revise los gastos
  • Paso 3: Realice un inventario de deuda y revise su posición patrimonial
  • Paso 4: Priorice las facturas y comuníquese con los acreedores
  • Paso 5: Reconstruya el crédito y comience a ahorrar

 

Paso 1: Realice un Inventario de Ingresos y Activos

Si sus gastos exceden sus ingresos, no podrá recobrar el control de su situación patrimonial hasta que no realice cambios. Comience registrando todas sus fuentes de ingresos, incluyendo expectativas realistas de ingresos que recibirá en breve.

Piense en maneras en las que puede aumentar sus ingresos. Algunas sugerencias:

  • Si usted es propietario de su vivienda y tiene un dormitorio de más, alquílelo. Las universidades cercanas son un buen lugar para anunciarlo.

  • Obtenga un trabajo a tiempo parcial o trabaje horas extra si es posible. Pida a los miembros de la familia en condiciones de trabajar pero que actualmente no lo hacen que busquen un empleo.

  • Si normalmente obtiene un reintegro de impuestos importante, considere aumentar el número de exenciones que reclama en su formulario federal W-4. De esta manera aumentará sus ingresos netos. (No obstante, tenga cuidado de no tomar tantas exenciones que impliquen una alta deuda tributaria al final del año. Es una buena idea consultar a un asesor impositivo o utilizar la calculadora de retenciones en el sitio Web del IRS, www.irs.gov, antes de realizar ajustes.)

  • Asegúrese de solicitar todos los beneficios para los que pueda ser elegible, como seguro de desempleo, cupones de alimentos, Seguro Social o TANF (Asistencia Temporaria para Familias Necesitadas).

A continuación, registre el valor de todos los activos.

Tal vez usted está pensando, ¿Debería liquidar algunos activos para pagar los gastos inmediatos? Ciertamente esa es una opción, pero tenga en cuenta que puede tener su costo. Por ejemplo, la extracción de dinero de un plan de retiro puede derivar en impuestos y sanciones de hasta el 45% del monto retirado. Además usted está dejando menos dinero para su futuro. Aun así, las consecuencias de liquidar activos pueden ser razonables cuando se las compara con la posibilidad de perder la casa o el auto. Lo importante es que no tome estas decisiones a la ligera. Considere consultar a un profesional financiero que pueda ayudarle a analizar sus opciones de manera objetiva.

La liquidación no es necesariamente la única manera de utilizar activos. Algunos planes de retiro y pólizas de seguro de vida con valor en efectivo le permiten tomar un préstamo sobre su valor. Usted no tiene que pagar sanciones o impuestos cuando toma un préstamo sobre un plan de retiro, siempre que no incurra en falta de pago con respecto al préstamo. Si posee una vivienda que tiene una hipoteca, puede obtener dinero para pagar las cuentas mediante una línea de crédito o préstamo con garantía hipotecaria o una refinanciación del préstamo. No obstante, recuerde que si no puede cumplir con los pagos, podría perder su casa.

Copyright © 2010 BALANCE