Chapter 1 Chapter 2 Chapter 3 Chapter 4 Chapter 5 Close

Capítulo 3: Administre sus impuestos

Administrar sus impuestos correctamente puede disminuir drásticamente la cantidad de dinero que usted paga ahora y en el futuro.


Pague el monto correcto

Usted sabe que está pagando el monto correcto si no recibe una gran devolución de impuestos a fin de año y no le debe dinero al IRS (o a su estado). Mientras que una devolución de impuestos puede parecer algo positivo, la realidad es que no está aprovechando correctamente sus ingresos durante el año. Por ejemplo, una devolución de $2,000 representa $166 que usted no tiene en su bolsillo por mes. Por otro lado, si debe dinero y no puede pagar toda la suma, tendrá que pagar impuestos y posiblemente multas, lo cual aumenta su obligación impositiva.

Agote sus opciones de jubilación (retiro)
Como se indicó anteriormente, las cuentas IRA, definidas como planes de aportes y otros planes de jubilación (retiro) ofrecen ahorros con ventajas impositivas. De ser posible, aporte el máximo permitido a su 401(k) o 403(b). Dado que realiza aportes con dólares antes de impuestos, su ingreso imponible y posiblemente la tasa impositiva marginal disminuirán. La tasa impositiva marginal es la tasa impositiva que se paga sobre el último dólar de sus ingresos. Las tasas impositivas son escalonadas: se paga menos sobre los primeros dólares de ganancia que sobre los últimos dólares de ganancia. Por lo tanto, podrá disminuir su tasa impositiva marginal haciendo aportes a un plan con impuesto diferido y pagar menos impuesto. La inversión crece sobre una base de impuesto diferido, por lo tanto, cuando se jubile y retire el dinero, las ganancias estarán sujetas a su categoría impositiva nueva (y en la mayoría de los casos, más baja).

Con una cuenta IRA tradicional, si usted no cuenta con un plan de impuestos diferidos a través de su empleador, además de la capitalización exenta de impuestos también obtiene una deducción impositiva inmediata, lo cual le ahorra incluso más dinero porque le baja la carga impositiva. Los aportes a la cuenta IRA Roth se realizan con dólares después de impuestos. Las ganancias se acumulan con impuesto diferido y pueden retirarse exentas de impuesto si los retiros se realizan después de más de cinco años de haber aportado por primera vez y usted tiene por lo menos 59 ½ años.

Aproveche sus beneficios de empleado
Si usted es empleado, su compañía puede ofrecerle algunos beneficios que pueden reducir sus ingresos imponibles y por lo tanto sus obligaciones impositivas (la cantidad que debe):

  • Cuentas de gastos flexibles (FSA). Existen dos tipos de FSA. Una es la FSA médica, donde se reserva dinero para pagar partidas tales como copagos de seguro médico, tratamientos no asegurados o medicamentos de venta libre. La otra es la cuenta para atención de personas a cargo, donde puede ahorrar para gastos de atención de personas a cargo o hijos. En ambos casos, el dinero generalmente se retira a través de deducciones periódicas e iguales antes de impuestos.

  • Planes de transporte. Estos planes le permiten utilizar dólares antes de impuesto (y reducir su ingreso imponible) para pagar el transporte público, uso compartido de vehículos o estacionamiento.


Utilice todas sus deducciones y créditos

Una deducción impositiva es un gasto que puede restar de sus ingresos brutos, lo cual resulta en un ingreso imponible más bajo. Algunos ejemplos comunes de deducciones de impuesto son:

  • Una exención para usted, su cónyuge, su hijo y cualquier otra persona a cargo elegible, y ciertas discapacidades
  • Interés hipotecario pagado sobre su primera residencia
  • Interés de un préstamo o línea de crédito sobre el capital de la vivienda
  • Donaciones con fines benéficos a organizaciones admisibles
  • Ciertos gastos comerciales
  • Cuotas sindicales y profesionales
  • Algunos gastos médicos
  • El coso de asesoramiento, software y libros impositivos
  • Depreciación de activos comerciales
  • Algunos uniformes y ropa de trabajo
  • Viáticos, en algunos casos
  • Algunos gastos educativos
  • Pérdidas de capital calificadas

Un crédito impositivo es una reducción dólar por dólar de lo que debe en concepto de impuestos. Por ejemplo, si usted califica para un crédito impositivo de $ 1000, usted podría restar ese monto de su obligación impositiva total. Algunos ejemplos comunes de créditos impositivos son:

  • Créditos por ingresos personales. Este crédito reduce la carga impositiva de los contribuyentes con menos ingresos.

  • Créditos relacionados con la educación. El crédito Hope puede utilizarse para gastos en los que se incurren durante los primeros dos años de universidad. El crédito educativo de por vida se aplica a los gastos de matrícula para estudiantes universitarios, graduados y aquellos que quieren mejorar sus aptitudes laborales a través de un programa de capacitación.

  • Créditos relacionados con los hijos. Incluyen créditos para gastos para atención de hijos y personas a cargo, el crédito impositivo por hijos y el crédito por adopción.

Copyright © 2008 BALANCE