Chapter 1 Chapter 2 Chapter 3 Chapter 4 Chapter 5 Close

Capítulo 4: Protéjase con seguro

El objetivo del seguro es protegerlo a usted y a su familia de las grandes catástrofes financieras. La clave es tener la cantidad exacta de cobertura: si tiene demasiada cobertura, gastará más de la cuenta; si no tiene suficiente cobertura, se está poniendo en peligro.


Seguro de vida
El objetivo principal del seguro de vida es reemplazar los ingresos: para proteger a los seres queridos que dependen de usted para tener seguridad financiera. El nacimiento de un hijo o la compra de una casa donde se necesitan dos ingresos para pagar la hipoteca son motivaciones comunes para contratar un seguro de vida. El seguro de vida viene en dos formas básicas:

  • El seguro de vida temporal se contrata durante un plazo específico: un plazo de 1, 5, 10, 20 o incluso 30 años. Si se muere durante ese plazo, sus beneficiarios recibirán una suma de dinero preestablecida (el beneficio por fallecimiento). Nunca acumula ahorros en efectivo, por lo tanto, si usted deja de pagar la prima o muere después de vencido el plazo, los beneficiarios no reciben nada. La principal diferencia del seguro de vida temporal es, si usted es joven, que paga primas muy baja por un beneficio de muerte alto. No obstante, cada vez que renueva la póliza (a medida que va cumpliendo años) el seguro temporal aumenta. A la larga, después de muchas renovaciones de póliza, es posible que no valga la pena pagar el seguro cuando llegue a una cierta edad.

  • El seguro de vida con valor en efectivo (también llamado seguro permanente) brinda beneficios por fallecimiento y, dado que se invierte parte del dinero que usted paga en primas, acumula efectivo. La desventaja de las pólizas de seguro con valor en efectivo es que las primas suelen ser bastante más caras que los seguros temporales. No obstante, mientras realice los pagos de prima la póliza no puede cancelarse y el dinero se acumula: características importantes a tener en cuenta cuando toma su decisión.


Seguro médico
Las pólizas de seguro médico cubren el costo de la mayoría de los gastos médicos. Debido a los costos extremadamente altos de los tratamientos médicos, es importante contar con dicho seguro. Contratar una póliza antes de tener un accidente, una enfermedad grave o quedar embarazada es fundamental, ya que el seguro no cubre la atención médica de los problemas o afecciones preexistentes.

Mucha gente cuenta con planes de seguro médico colectivo a través de su empleador o sindicato. Si es su caso, es posible que deba pagar una parte de la prima, especialmente si trabaja a tiempo parcial. De todos modos, dado que los costos y riesgos asociados a la atención médica están distribuidos entre muchas personas, el costo que usted debe pagar generalmente es bajo.


Activos (casa, auto, herencias)

Si usted es dueño de su casa debe contratar el seguro residencial. Este seguro protege sus bienes personales y su responsabilidad personal, así como el interés financiero de su prestamista si usted no paga su hipoteca. Considere la posibilidad de agregar una póliza de costo de reemplazo garantizado para poder reconstruir a los precios actuales (más un pequeño adicional para cumplir con los códigos de edificación actuales). El seguro contra inundación también es una inversión inteligente, ya que un daño causado por agua es muy común y sumamente caro de reparar.

  • Si usted es inquilino, considere la posibilidad de contratar una póliza de seguro para locatarios. El seguro para locatarios brinda cobertura de los bienes personales en caso de daño por viento, incendio o robo. La mayoría de las pólizas vienen con cobertura de responsabilidad civil, que también lo protege en caso de que alguien sufriera un accidente en su casa.

  • Ya sea que sea dueño o inquilino de la casa, puede agregar más coberturas a sus pólizas si posee joyas valiosas, objetos de colección, obras de arte y pieles.

  • La mayoría de los estados exigen un seguro automotor mínimo. No obstante, si desea protegerse de los juicios y las abultadas facturas por reparación, es una buena política contratar más de lo exigido.

Incapacidad a largo plazo
Si no puede trabajar debido a una lesión o enfermedad, las pólizas de incapacidad a largo plazo le brindan ingresos durante un tiempo largo. Este tipo de seguro a menudo está disponible a través de los empleadores y generalmente arrancan cuando terminan los seguros por incapacidad a coto plazo. Una vez que vencen los beneficios de incapacidad a corto plazo, la póliza de incapacidad a largo plazo paga 50, 60, ó 66 2/3 por ciento de su salario.

Copyright © 2008 BALANCE